¿Se terminó el 2020 y no se reinventó? ¡Aún es tiempo!

Ya casi empieza el 2021 y este es el momento correcto para organizar bien el nuevo año, capitalizar todo lo aprendido durante el 2020 y enfrentar con optimismo esta nueva década.


Todos estuvimos este año bajo la presión de la palabra “reinvensión”. Algunos pudieron tomar acciones rápidas ante la crisis generada por el Covid, otros no tanto, pero al final tuvimos la oportunidad de buscar al interior de nuestras empresas y de nosotros mismos, nuevas oportunidades que tal vez no hubieran salido a la luz sin la pandemia.


¿Entonces ahora qué sigue? Es tiempo de tomar acción, lanzar un "plan de recuperación" y “reapertura” para el 2021 con una nueva mentalidad empresarial y con el reto adicional de liderar desde la incertidumbre.

Sabemos que no es fácil, pero podemos tomar algunas acciones que nos ayuden bajo la nueva normalidad y el futuro cercano:

  • Pasar de la reacción a una verdadera planificación y a la puesta en marcha de estrategias que representen un cambio en beneficio de la empresa y estrechen la relación con el cliente.

  • Profundizar en el conocimiento de los nuevos consumidores y su mentalidad, priorizando en lo que verdaderamente les impacta y los conecta con su empresa.

  • Recuperar la confianza no solo de los accionistas, empleados y clientes, sino también de los acreedores, a través de acuerdos que logren gestionar el estrés financiero, permitan el re-perfilamiento de los pasivos y mejoren el flujo de caja.

  • Mejorar el modelo de negocio para reducir los costos y gastos de operación y para tomar opciones que permitan avanzar en el corto plazo a los objetivos deseados.

  • Monitorear la gestión y el control del negocio, a través de indicadores y definiciones estratégicas, dándole prioridad a los puntos críticos de la operación.

  • Fomentar al interior de la empresa una cultura de innovación, mejorando lo que ya existe y aprovechando las capacidades existentes.

  • Hacer más con menos: pensar en los procesos que pueden simplificarse.

  • Interactuar y generar beneficios mutuos con otros empresarios; en medio de la escasez y el poder de compra restringido, se puede fomentar la disposición de compartir.

Finalmente, librémonos del miedo, gestionemos el riesgo y aceptemos los retos de este nuevo tiempo con dedicación y esfuerzo, pero sobre todo bien preparados.


Felices fiestas y un año 2021 lleno de éxitos.

El equipo de Core Business.

29 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo