¿Por qué debe conocer el valor de su empresa?

Muchas empresas se ven en la necesidad de buscar recursos financieros que les permitan continuar con su proceso de crecimiento o incursión en nuevos mercados y la alternativa más adecuada es hacerlo a través de un proceso de banca de inversión, dentro del cual se incluye la valoración de la empresa.


Es común hacer una valoración cuando se quiere salir a ofrecer una compañía, cuando se tiene el llamado de inversionistas con intención de participar accionariamente, procesos de sucesión, definición de participaciones en grupos empresariales, conocer la capacidad patrimonial, adecuarse a las normas NIIF, entre otros.


¿Qué beneficio trae el proceso de valoración para una empresa?

La valoración no sólo indica el valor máximo a pagar por la adquisición de una empresa o el precio mínimo al que debe venderse, también sirve como parámetro para reorganizaciones entre grupos societarios, el canje de acciones y como sustento de las partes en conflicto en los procesos de herencias, arbitraje u otros pleitos.


Conocer el valor de la empresa apoya al empresario en decisiones estratégicas como seguir, vender, fusionarse, crecer de manera orgánica o inorgánica, decidir sobre líneas de negocio a continuar, abandonar o potenciar y cuáles son los factores del negocio que crean o destruyen valor.


No importa el tamaño de la empresa, es importante que los socios se asesoren correctamente con una Banca de Inversión, pues este proceso no solo implica la valoración de la empresa, sino el soporte estratégico y conocimiento del mercado, tipo de inversionistas, relacionamiento con fondos de inversión, requisitos necesarios, mecanismos de salida, apoyo legal y tributario, entre otros.

2 vistas